martes, 27 de marzo de 2018

Reseña de: WATCHMEN

WATCHMEN
Publicación: ECC Ediciones. Junio 2013
Página: 414
Guión: Alan Moore
Dibujo: Dave Gibbons
Color: John Higgins
ISBN: 978-84-16194-80-3




Alan Moore, el gran mago creador de símbolos gestó uno muy poderoso, Watchmen, novela gráfica de gran trascendencia e intensidad reflexiva y genial. Este cómic de súper héroes neoyorkinos es como pocos en su género, personajes con pensamientos ambiguos o extremos, de esa manera alcanza a tocar y retratar las cúpulas de la realidad humana. En esta obra nada tiene una permanencia, todo transcurre o todo transcurrió en ese sentido se  logra retratar esta parte de la humanidad cosa que enriquece bastante a la novela gráfica.

Para mi junto con el botón de “Smiley” Watchmen representa los 70 y comienzos del nuevo siglo, la guerra fría, la bomba H y la imposición mediática televisiva. Watchmen es una de las pioneras en construir mundos más complejos y con menos visiones infantilizada que muchas veces predomina en este género, donde  – el malvado y el bueno son puros, donde existe el triunfo del bien contra el mal. –

La estructura está muy bien creada, el principal cimiento de esta se encuentra en el género policíaco del tipo negro, donde Rorschach hace detective oscuro, cruel y marginal, terminando por encontrar el responsable de la muerte de los héroes. Luego se encuentra los pilares analépticos en donde se revela la mayoría de la trama de la novela: la vida de los justicieros, los acontecimientos políticos y la guerra. Todo ello se da  forma en la tercera estructura que es el contenido metatextual, la obra del primer Búho Nocturno: "Bajo la capucha". Cabe resaltar que Watchmen tienen un buen porcentajes de esa forma: en los recuerdos, diálogos que le dan potentes matices de realidad, verbigracia cuando el primer Búho escribe "Bajo la capucha", habla libro de otras historietas como la de súperman, su visión de la justicia y como esta permeó y  abalanzo al héroe a tomar la decisión de convertirse en justiciero. También hay que recordar que en buena parte de la novela gráfica se encuentra otro cómic con la temática de piratas, relato que tiene una gran potencia psicológica en donde seduce a pensar en una narración de Edgar Allan Poe.

Los dibujos y colores de la obra expresan sentimientos poderosos de gran profundidad anímica y suspenso, me sorprende el nivel de detalle en el dibujo y la forma en que se detonan las emociones con esos fantásticos colores, una viñeta no envidia a una obra de tipo surrealista. Los personajes en general están muy bien acabados, tienen una posición  psicología atrapante también tienen parlamentos bastante buenos e inquietantes. En síntesis deberías leer esta obra antes de que los locos que tienen controles a su mando no lo impidan con el fuego termonuclear.


Por

Alan Sigma





No hay comentarios:

Publicar un comentario

La historia de todas las esperas

Todos estábamos a la espera Autor: Álvaro Cepeda Samudio Tapa blanda: 175 páginas Editor: Editorial Popular; Edición: 1 (2005)...